Violencia

Estos días están siendo prolíficos, en cuanto a violencia se refiere, guerras, enfermedades, etc. La violencia muestra todos sus aspectos, siempre superándose.

Perversa es la ignorancia,  aquella que nos aleja de la capacidad de reflexión y justifica la violencia como medio para llegar a una verdad que, teñida de sangre, nos hace más necios y animales.

La muerte es un acto sagrado que ha pasado a formar parte de la cotidianidad, el precio de vivir desde la libertad ya es en sí una invitación a la violencia.

Vivimos siendo esclavos de nuestro tiempo, esclavos de un mundo donde la libertad no tiene espacio y  la vida tal como se expresa,  debe ser erradicada.

Es importante hablar con los muertos,  a  ellos les importa una mierda ser vencidos o vencedores, porque la humanidad que en ellos habitaba,  fue extirpada de la mano de un animal nuevo: un hombre sin capacidad de entender el sufrimiento ajeno, un hombre sin capacidad de pensar, un hombre necio capaz de apuntarte al tercer ojo y levantarte la tapa de los sesos en nombre de una bandera, color, raza o interés económico, un hombre que decidió apretar el gatillo sin saber que la vida seguirá hablando de los muertos.

La violencia de estos tiempos se cuenta por el número de muertos y la muerte se despierta empuñando una verdad perdida en la memoria.

Mª Carmen Martínez


No hay comentarios: