Tierra realmada


Dime espacio,
que lo tienes todo y no contienes nada.
Susúrrame tiempo,
que tienes pasado y no contienes presente.
Grita mar,
que tienes mis entrañas y me desposas con fuerza.
Y yo en los abismos.
Y mi cuerpo muerto y ausente siente.
La tierra gime,
gime y sigue gimiendo,
su dolor ensombrece al sol durmiente.
Sol que no calienta los caminos de mi alma,
caminos inciertos.
Y mi alma grita enmudecida,
pues mi alma comió manzanas,
la tierra comió manzanas.
La tierra es puta,
mi alma es puta.
La tierra se pudre.
La luna llora.
Lloran las sombras,
pues la tierra se está muriendo,
y mi alma se está muriendo.
La tierra comió manzanas,
mi alma comió manzanas.
Sombras abisales retumban alocadas.
Mi alma puta chilla,
mi tierra podrida grita,
¡sol durmiente despierta!
Pues mi alma llora,
llora y llora.
Mi alma se realma ya en sombras.
Realmar la tierra de luces encontradas.
Vete sol durmiente,
pues la luz lunar realmando está mis entrañas.
La tierra gime
porque come carne,
porque bebe sangre,
porque su alma grita realmada
¡yo tierra!
¡yo alma!
Yo tierra realmada.
Yo alma realmada.
¡SÍ! Comí manzanas
y realmé mi esencia,
yo tierra esencia,
yo alma esencia,
yo esencia de esencias.
La muerte tiembla.
La muerte acechante redobla tambores,
ruido y ruido,
porque la tierra no gime,
porque la tierra no grita,
porque la tierra realmada vibra.
La tierra vibra y crece,
la tierra come.
La tierra come muerte.
Yo alma como muerte.
Yo alma realmada,
Yo tierra realmada.


Mª Carmen Martínez


No hay comentarios: