Las aguas de Mnemósine.




Étienne Carjat, Camille Claudel, 1886





No celebraré el nacimiento de Debussy ni su genio. Celebraré la memoria de aquella mujer con la que jugó a ser cazador, entregaré mi aliento a recordar lo que nadie quiere. Celebraré las aguas de Mnemósine.


Recordaré esas manos de diosa que hicieron propio el barro, que supieron domar al mármol  haciendo de él dulce terrón de azúcar, recordaré que tú Debussy, el depredador, en tu sed de saberte hombre,  oliste a hembra deborando a tu presa hasta dejarla sin aliento, moribunda y ausente. 

Sí, ella, la diosa, la mujer que domó a los elementos haciéndolos suyos, aquella por la que envidiaste a Rodin, ¿Recuerdas su nombre?  Camille Claudel, ángel devorado, las palabras que tatúan su recuerdo con la incomprensión e ignorancia de los cobardes, es la historia de los hombres.

¿Fue todo a causa de tus nervios?

¡NO!

Sin apenas encargos, trabajos sin pagar, hombres que devoraban tu esencia, una madre que prefirió morir a verte libre, un hermano que jugó a ser tu dueño ¿Nervios? Todos te hundieron en aguas de Lete, -¡Agua Bendita!- debieron pensar.

Aquella carta del doctor Brunet aconsejando tu regreso a casa,  los sentenció a todos, mostró su traición. Nadie vendría a buscarte, solo la Muerte.

Hades te dio a beber de las aguas de Mnemósine para revelarte los misterios.  

¡Bendito Hades! que ni las puertas del Averno abrió para tus ejecutores.

Existe un infierno mucho más profundo donde el deshonor y la vergüenza son los reyes, donde las aguas de Mnemósine han restaurado la memoria escrita por valientes, donde Debussy es una sombra venenosa y tú Camille eres el sol que quema toda su pozoña.

¿Nervios?

Todavía hoy condenan tus viajes a las profundidades de tu mente, donde la soledad y el dolor habitan, tu padre sabía de tus viajes, de tu soledad y dolor,  él esperaba  y tú siempre volvías.


Sorbo mi café hecho de aguas de Mnemósine,  Hades me revela tu misterio: En ti yace Lilith y tú eres libertad.

Mª Carmen Martínez
http://instrumentopoetico.blogspot.com.es/

1 comentario:

Anónimo dijo...

Hermoso